La Dirección de Derechos Humanos del Municipio de Juárez continúa su valioso trabajo de empoderamiento y educación en el albergue Kiki Romero, brindando apoyo a las personas en situación de movilidad. En esta ocasión, se ha llevado a cabo un novedoso taller sobre “Nuevas Masculinidades”, con el propósito de analizar y replantear las conductas violentas asociadas a la masculinidad tradicional, promoviendo una visión más inclusiva y equitativa de la identidad masculina.

Santiago González Reyes, responsable de la Dirección de Derechos Humanos, destacó que el objetivo principal del taller era reflexionar y cuestionar las conductas que a menudo se justifican bajo el concepto de masculinidad tradicional, reconociendo la importancia de construir nuevas formas de ser hombre que promuevan relaciones saludables y libres de violencia.

Durante la sesión, se abordaron temas fundamentales, como la socialización de los roles de género y los estereotipos asociados a la masculinidad. Se generó un espacio de diálogo y reflexión entre los participantes, quienes compartieron experiencias y perspectivas sobre las presiones sociales y culturales que enfrentan como hombres migrantes.

El enfoque del taller se centró en reconocer cómo la masculinidad tradicional puede perpetuar desigualdades y comportamientos dañinos. Se hizo hincapié en la necesidad de cuestionar los estereotipos y roles de género preestablecidos, fomentando una visión amplia y respetuosa de la identidad masculina.

“Es fundamental abordar la temática de las masculinidades desde una perspectiva de derechos humanos, especialmente en contextos de migración donde las personas pueden enfrentar situaciones de vulnerabilidad y estrés”, expresó González Reyes, resaltando la importancia de abordar estos temas en un marco de derechos humanos.

SERIE DE TALLERES A PERSONAS MIGRANTES

El taller sobre “Nuevas Masculinidades” es parte de una serie de acciones desarrolladas por la Dirección de Derechos Humanos en el albergue Kiki Romero. Esta iniciativa se suma a otras charlas y talleres especializados, como “Paternidades Responsables”, “Atención a la Frustración” y “Atención a la Violencia”, que se han brindado a las personas en el albergue.

Previamente, las mujeres en situación de movilidad del albergue recibieron charlas sobre “Mujeres Migrantes, todas tenemos una historia que contar”, “La importancia del Autocuidado” y un taller de “Defensa Personal”. Estas actividades reflejan el compromiso de la Dirección de Derechos Humanos por promover el bienestar integral y la igualdad de género en el contexto migratorio.

El albergue Kiki Romero se consolida como un espacio donde se promueven valores de respeto, equidad y convivencia pacífica, gracias a la labor conjunta entre la Dirección de Derechos Humanos y las personas que se encuentran en dicho lugar. Estas acciones contribuyen a generar un entorno seguro y acogedor, donde se fomenta el respeto de los derechos humanos de todas las personas, sin importar su género, origen o situación migratoria.

TE PUEDE INTERESAR… Secretaría de Cultura federal envía más de 400 libros para biblioteca de albergue migrante