Chihuahua, Chih. – La elección de la nueva dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN) se encuentra actualmente en una etapa de especulación y evaluación interna, según reveló una consejero del Partido a Fuente Informativa. Los nombres propuestos para liderar el partido en el estado grande no son candidaturas formales, sino más bien aspiraciones individuales que se han convertido en pruebas mediáticas para medir reacciones locales y calcular riesgos.

En una entrevista telefónica, un panista -que prefirió permanecer en el anonimato- calificó esta situación como innecesaria, dado que los cambios oficiales se esperan para el mes de octubre. Actualmente, las dos principales figuras mencionadas son Daniela Álvarez, ex candidata al Senado de la República, y Georgina Bujanda, diputada local y ex presidenta del Congreso.

“El gran problema es que no son propuestas formales. El mecanismo habitual es llevar las conversaciones con las diferentes partes y llegar a un acuerdo, proceso que aún no ha ocurrido. Los nombres mencionados son deseos individuales o intentos de medir reacciones”, expresó la fuente.

TE PUEDE INTERESAR… Gabinete: Repite Ariadna Montiel en Bienestar

Añadió que, dada la distancia temporal hasta octubre, cualquier intento de alzar la mano es prematuro y podría ser contraproducente. “Es un asunto que va a tener sus mesas y consensos sobre qué es lo mejor para los próximos tres años”, afirmó.

La convocatoria para la nueva dirigencia probablemente se lance en septiembre o finales de agosto, y para esa fecha se espera tener un panorama más claro sobre los candidatos oficiales. “Queremos un dirigente que conduzca bien al partido con miras a ganar en 2027”, subrayó el panista.

Sobre el cambio de dirigencia nacional, el informante explicó que la situación podría complicarse si la elección se realiza por voto de los militantes en lugar de por el Consejo Nacional. 

Durante el mes de julio, los Consejos Estatales del PAN en todo el país decidirán si el dirigente nacional se elige por voto de los militantes o por el Consejo Nacional. “Hay una gran diferencia entre ambos mecanismos. Si dos tercios de los Consejos Estatales optan por el Consejo Nacional, el proceso de elección estatal tomará un rumbo diferente”, explicó.

En cuanto a los resultados de la jornada electoral del 2 de junio, el panista afirmó que, aunque no hay quejas directas contra el actual presidente estatal, Gabriel Díaz Negrete, la insatisfacción es generalizada debido a la pérdida de la Senaduría y de los Distritos Federales 7 y 4, que eran prioridades para el partido.

“Nadie está satisfecho con los resultados. No ganamos la Senaduría, ni tuvimos buenos resultados en la presidencial, y perdimos dos distritos clave”, puntualizó.

La fuente también mencionó que, aunque Morena ganó mayoritariamente distritos en Juárez, esto sería un indicador de que hay competitividad a nivel estatal y que es importante resolver los desafíos en la ciudad fronteriza para fortalecer la posición de Acción Nacional en las futuras elecciones del 2027. “No es una derrota completa, pero hay mucho que trabajar”, concluyó.

SIGUENOS EN FACEBOOK